En stock

Las cortinas rojas

#166000065

 La familia de Ema no tiene otro remedio que dejar su departamento y mudarse. La nueva casa es más chica y está en un barrio que no les gusta, por lo que Ema pone unas lindas cortinas para no tener que ver el vecindario. Pero siempre que prepara la comida, los niños se juntan frente a su puerta y Anita quiere salir a jugar. ¡Qué decisión difícil! ¿Se puede vivir sin mirar hacia afuera?

Género: Cuento
Temas: Convivencia, Diversidad, Familia, Solidaridad
Autora: Margarita Mainé

Quizás podría interesarle también

Contactando a la pasarela de pagos